Rutas Costa da Morte

¿Os gusta el senderismo? ¿Preparados para descubrir las rutas en Costa da Morte? Si buscas disfrutar de los paisajes gallegos durante tus vacaciones en Costa da Morte, disfrutar de su naturaleza y atravesar sus montes con vistas a las Rías, esta selección de rutas naturales de Costa da Morte para senderistas está hecha a tu medida: el famoso Camiño de los Faros, caminos rurales, rutas forestales y sendas costeras de las Rías pasan por nuestra costa, así como Camino de Santiago y los municipios limítrofes.

Faros Costa da Morte

El Camino de los Faros es una de las rutas da Costa da Morte más populares. Con una distancia de 200 km que une los concellos de Malpica con el de Finisterre por el borde del mar, esta ruta de senderismo tiene a la costa gallega como principal protagonista. A lo largo de esta ruta podréis recorrer diferentes paisajes siempre con el mar de fondo, en donde los Faros, las playas, dunas, ríos y acantilados estarán presentes.

Os recomendamos que cojáis vuestras mochilas y os preparéis para visitar las villas marítimas por las que transcurre esta ruta, y disfrutéis del mar rompiendo contra las piedras bajo la puesta del sol. Podéis acceder a más información acerca de la ruta de los faros de Costa da Morte, e incluso visualizar el camino con Google Street View.

Ruta do Solpor de Europa

Esta ruta es una de las más hermosas que podréis conocer, no solo por la Costa da Morte, sino por todo el mundo debido a todos los puntos por los que transcurre. Esta ruta por la Costa da Morte empieza saliendo del propio pueblo de Muxía y finaliza en Nemiña, recorriendo la costa occidental.

Al salir de la villa de Muxía nos encontramos con que a nuestra derecha tenemos la playa de Lourido, reconocible por su forma de conha y sus arena blanca, en esta playa suele azotar el viento, pero ofrece muchas posibilidades donde resguardarse sin dejar de disfrutar del relax que proporciona.

Cuando salimos de Lourido tenemos posibilidad de hidratarnos gracias a una fuente de agua pura que veremos, junto a la cual existe un camino que sube al Monte Facho, el cual recomendamos totalmente conocer, y contemplar desde su alto la visión que nos deja ver de toda la costa gallega, desde los montes de Traba hasta el Monte Pindo.

A medida que nos alejamos de Lourido llegaremos a la aldea de Cuño, un pequeña y solitaria aldea con un gran interés geológico dentro de esta ruta por la Costa da Morte, ya que al final del terreno donde se asienta este lugar, tenemos su “coído”. Un coído es algo similar a una playa que se ha formado con el paso del tiempo a raíz del amontonamiento de piedras rodeadas por el Mar, en los puntos donde este romper con mayor fuerza. El coído de Cuño está reconocido como Punto de Interés Geológico, por lo que visitarlo nunca es mala idea.

Además, en Cuño empieza la Ribeira de Viseo, famosa por sus altos acantilados. A medida que avancemos por este tramo nos iremos metiendo hacia una zona más interior, donde hallaremos las aldeas de Martineto o Figueroa, las cuales resisten la despoblación rural y las inclemencias del tiempo por estas rutas da Costa da Morte, donde el viento acostumbra a ser protagonista.

Tras esto, ya en terrenos más poblados y abiertos, encontraremos la aldea de Viseo, aldea que tras pasar por Morquirtián, nos  llevará directamente a Touriñán. Touriñán tiene una gran importancia turística dentro de esta ruta por la Costa da Morte, ya que su cabo es el más occidental de España siendo el último lugar donde el sol se pone cada día.

Como último tramo, iremos desde Touriñán a Nemiña, una pequeña parroquia cuya ría posee gran relevancia histórica por ser refugio para barcos que tenían que cruzar esta difícil costa, y que en la actualidad hace las delicias de los surfistas que disfrutan de las olas producidas en este punto de esta maravillosa ruta da Costa da Morte.

Subida al Monte Pindo (A Moa)

La subida al Monte Pindo es una ruta da Costa da Morte que inicia al lado de la Playa de San Pedro, en el Municipio de Carnota, por lo que tanto antes como después de subir tendréis la posibilidad de refrescaros o descansar en esta preciosa playa.

Con una distancia total en torno a 10 km ida/vuelta es un tramo de poca dificultad que se incrementa un poco en el último tramo, pero que se ve recompensado por las vistas que nos esperan en el pico que se encuentra a 627 metros de altura en donde tenemos unas increíbles vistas del pueblo de O Pindo y del Cabo Finisterre y Corcubión. A lo largo del camino podemos encontrar diferentes restos arquitectónicos que hacen que sin duda sea una  de las rutas da Costa da Morte más populares y más bonitas de realizar.